Top Peliculas Juego de tronos Temporada 7

Los límites de la verdad (El engaño)
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
Loading...

Calificacion 5,1
Género:

Drama

País: USA
Duración: 93 min.
Año: 2013
Director: Karen Moncrieff
Reparto:
Kate Beckinsale, Nick Nolte, Anna Anissimova, James Cromwell, Taye Diggs, Clancy Brown, Mark Pellegrino, David Lyons, Dale Dickey, Isaiah Washington

Castellano Trailer

Los límites de la verdad (El engaño)

The Trials of Cate McCall

Cate McCall (Kate Beckinsale) es una ex-fiscal que tiró su prometedora carrera cuando se convirtió en adicta. Con la esperanza de recuperar la credibilidad y ganar la custodia de su hija, lleva la apelación de una asesina condenada injustamente. Se enfrentará entonces a policías corruptos, a un sistema podrido y a sus propios demonios. Los límites de la verdad (El engaño)

Critica:

Kate Beckinsale ha sido la única razón que me ha motivado a ver la película. Pensaba que si salía esta actriz, y además Nick Nolte (que por cierto está viejísimo ya), no podría estar demasiado mal.
Pero nada más lejos de la realidad. No son pocas las ocasiones en las que en las críticas que escribo en filmaffinity comento que una película, en su esencia más básica, consta de dos partes: lo que cuenta y como lo cuenta. Puede que si falla una de las dos y la otra no, el film sea bueno, pero como fallen las dos, no hay nada que hacer.
Ese es el caso de este thriller judicial. Está a años luz de la calidad de las adaptaciones de John Grisham. Y falla estrepitosamente porque ni nos cuenta nada interesante, ni lo hace de forma que pueda gustar ni lo más mínimo.
De hecho, en el género de juicios, lo más normal es que sean muy aburridas, pues es muy difícil enganchar al espectador cuando básicamente lo único que hacen es hablar.
“Los límites de la verdad” estaría en el mismo saco que “Acción judicial” o “Acción civil” (tediosas hasta el infinito).
Las de John Grisham están muy bien porque pasan cosas fuera de la sala de justicia. Hay otras, como podrían ser “Philadelphia” o incluso “Anatomía de un asesinato”, en las que el caso es de interés y hay buenos actores que hacen que el juicio sea más o menos ameno.
Pero cuando ni el juicio en sí mismo nos importa un pimiento, ni nada de lo que acontece alrededor de él llama mínimamente la atención, no queda sino bostezar y esperar a que termine pronto, y eso que dura solo 90 minutos.
Palique y diálogo, que se mantienen incluso cuando están fuera del juicio, es prácticamente lo único que hay aquí. En cuanto a los problemas personales de la protagonista, tan solo sirven para catalogar más fácilmente esto. Entra perfectamente en la categoría de telefilm de sobremesa. Esa palabra define perfectamente a esta aburridísima película.

¿Hola? Nos podrias regalar un "Me gusta"